Pages

Análisis HUNTED The Demon´s Forge


Hay "gurús" de videojuegos, los cuales tienen una legión de fans esperando que, sus mentes privilegiadas, creen ese juego que todos esperan. Muchos nombres que han hecho historia en este mundo con sus creaciones como KAZUNORI YAMAUCHI (Gran Turismo), TIM SCHAFER (La saga Monkey Island o Grim Fandango en otros), SHINJI MIKAMI (Resident Evil o Devil May Cry), HIDEO KOJIMA (Metal Gear Solid), SHIGERU MIYAMOTO (padre de Zelda o Mario) y podríamos seguir con CLIFF BLESZINSKI,PETER MOLYNEUX, GOICHI SUDA y un montón más de personajes que son "alguien" en el mundo de los videojuegos, pero esto daría para otro artículo que tenemos pendiente. Pues bien, entre todos ellos tendríamos que meter al creador del juego el cual vamos a analizar, Brian Fargo, uno de los desarrolladores más interesantes y que cuenta con en su currículum con joyas como The Bard’s Tale, Descent, Baldur’s Gate o Fallout.

Pues esta entrada viene a cuento para explicaros un poco lo que significa Brian Fargo y lo que supone su regreso a los videojuegos en este HUNTED. Un regreso para el que se ha rodeado de una compañía de la talla de Bethesda, que los últimos años nos está ofreciendo una serie de juegos impresionantes, los cuales, o bien por su calidad gráfica o por su jugabilidad, están en lo más alto de los juegos del año. De una unión así, esta claro que podíamos esperar algo grande, y damos fé que, a su manera, lo han conseguido.

Hunted no ha contado con una campaña publicitaria espectacular en la que hayamos tenido el juego hasta en la sopa, ni dispone de una demo que pueda ser disfrutada para saber a que atenernos, por lo que, casi con total seguridad, pasará inadvertido para el gran público y muchos dejaran de disfrutar de una campaña cooperativa que nos ha hecho disfrutar como pocos juegos lo consiguen.

Y es que con Hunted no estamos ante un juego puntero a nivel gráfico, ni con el mejor doblaje del mercado, ni mucho menos con un multijugador de esos que nos "quitan" vida social...bueno, en este caso, la vida social no nos la "quitará" el jugar con 6, 8 o 10 amigos, si no que tan solo necesitaremos uno para "encerrarnos" en casa. Uno, un solo amigo para que se ponga en la piel de nuestro compañero/a y nos acompañe en una aventura de las de antes, en la que sepa compartir los botines y enemigos que nos encontremos, coopere con sus magias y armas con las nuestras y de muestra de su valor en el campo de batalla.

Y es que cuando decimos de las de antes, es porqué este juego nos trae, desde el mismo momento de compartirlo con un amigo, un olor a juego clásico, de los de los recreativos de toda la vida, en esos en los que invertíamos nuestra escasa paga jugando a juegos Dungeons & Dragons y poniendonos en el lugar del Mago, La Elfa, El Guerrero o el Enano junto con nuestros amigos. Por que en esa misma jugabilidad que encontrábamos en juegos de recreativa, se basa la jugabilidad del juego desarrollado por InXile Entertainment, distribuido por Koch Media y publicado por Bethesda y que cuenta con Brian Fargo en los títulos de crédito, HUNTED.

Hunted The Demon´s Forge, es un juego de acción y fantasía, basada en un mundo oscuro y en el cual se unen la experiencia de los clásicos juegos de mazmorras con la intensidad y la acción de los shooters actuales. El esta historia encarnamos a dos personajes (o mejor dicho, uno lo encarnamos nosotros y lo ideal es que el otro lo encarne un amigo), el guerrero Caddoc y la cazadora elfa E´lara, que deberán abrirse camino a través de ciudades destrozadas, extensas mazmorras y antiguas ruinas mientras desvelan una historia de corrupción y engaño. Los dos jugadores deberán combinar la fuerza bruta de uno con la agilidad y precisión de la otra y así vencer a multitud de enemigos y esclarecer el misterio de Demon´s Forge.



La historia del juego nos cuenta que un mal ha corrompido la Edad Oscura. Malvadas criaturas han emergido de debajo de la tierra y los habitantes de las ciudades están desapareciendo. Ante la promesa de conseguir una gran fortuna en oro, dos mercenarios aceptan la sobrecogedora misión de encontrar el lugar adonde han sido llevados los inocentes y detener así esta locura. Esta misión les hará recorrer el mundo de Kala Moor y descubrir todos sus secretos.

La clave de Hunted es su multijugador cooperativo, sin el que el juego se convertiría en un "llena estanterías" sin más. Y es que buena prueba de ello es el prologo, que solo puede ser jugado en solitario, controlando a ambos protagonistas una sola persona y así hacerse con el manejo individual. Este prólogo, siendo corto, es de lo más largos que recordamos por lo duro que se hace de jugar. Nos explicamos. Si hay alguna parte del juego que no represente para nada lo que nos encontraremos más adelante, ese es el prologo de Hunted. En el nos enseñan a usar a ambos personajes, intercambiándolos en varios momentos y complementandolos para conseguir avanzar. Pero el problema es que, quien piense que esto es representativo de lo que nos encontraremos más adelante, no puede estar más equivocado y lo peor de todo es que echará atrás a muchos jugadores de disfrutar del juego completo y dejarán de darle una oportunidad.

Y es que si la clave del juego es su cooperativo, su modo individual (básicamente el jugar la historia solo) es bastante malo, no por planteamiento, si no por errático, ya que la IA del coprotagonista, es de lo peor que nos podemos encontrar. Se queda parado impidiéndonos avanzar, no colabora en los combates, va "por libre" en la recolección de objetos...vamos un infierno de compañerismo. Pero eso sí, terminamos el prólogo, salimos al menú y nos metemos en aventura. Abrimos botón guía, e invitamos a un amigo a unirse a nuestra partida privada y..."tachaaan", un juego "simplón" se transforma en una experiencia única de cooperación y amistad, aparece el autentico Hunted. Un juego que nos sorprende y que lo mejor de todo, nos traslada a la época dorada de los videojuegos, cuando lo importante era la jugabilidad y no nos fijábamos tanto en sus gráficos, ni en su sonido ni mucho menos en su buena o mala campaña publicitaria. Simplemente nos metíamos de lleno en una aventura épica con algún amigo y nos trasladábamos a esos mundos que nos evadían de nuestra realidad y nos hacían sentirnos un autentico héroe.

Los personajes que controlamos tienen sustanciales diferencias. Por un lado Caddoc es más corpulento y confía más en sus armas y en su destreza con ellas que en la magia. La historia nos cuenta que un acto impulsivo que cometió en su juventud le costó la vida a su amada y el prometió no volver a cometer ese error, dedicándose desde entonces a la vida como mercenario sin involucrarse emocionalmente en nada. Por el otro lado tenemos a E´lara, una experta tiradora y una de las pocas elfas que quedan en el mundo. Ella vive para luchar tras ser su pueblo masacrado por El Minotauro cuando ella era joven, siendo E´lara la única superviviente.



Ante ellos se manifiesta Seraphine, una misteriosa mujer, de la que lo mejor es que le conozcais por vosotros mismos, y que les da poderes para utilizar, previo gasto de Maná, contra sus enemigos. Y es que el uso de este maná, la recolección de monedas, el uso y mejora de armas, la apertura de cofres, las mazmorras ocultas llenas de monedas, y algún detalle más es lo que convierte a Hunted en un juego de rol a la antigua usanza. Recordándonos a aquel clásico Gautlet o el anteriromente comentado Dungeons & Dragons Y alejandolo de juegos más actuales como Fallout New Vegas o el futuro Skirym, en los que la interacción con otros personajes no jugables son su punto fuerte.

El juego, por lo tanto, hace uso de dos barras, una de vida y otra de maná, que se llenan con sus respectivas pociones. El maná es necesario para realizar hechizos que vamos "comprando" con Lágrimas de Dragón. Las Lágrimas de Dragón nos hacen mejorar nuestras habilidades cooperativas y poder realizar ataques combinados entre los dos jugadores. La magia y las habilidades están pensadas para ser usadas de forma combinada. Por ejemplo las flechas de hielo que lanza E´lara con la carga de Caddoc, o la levitación de este, con las flechas incendiarias de la elfa. El juego hace gala de un sistema de talentos que desbloquean distintas habilidades a base de luchar o explorar el mapa.

Y es que el juego invita a explorar los entornos ya que estos están repletos de zonas secretas y puzzles tras los que una vez descubiertos o resueltos conseguimos suculentos premios. Muchas de estas zonas están tras puertas cerradas que tendremos que adivinar como abrir, o tras piedras parlantes a las cuales tendremos que resolver sus adivininanzas para que nos abran la puerta.

Graficamente el juego tiene un antes y un después. Un antes en forma de Prólogo en el que cumplimos una misión inicial en unos pantanos y en el cual la impresión gráfica es bastante mala. Pero justo después, comienza el verdadero juego e igualmente el patito feo (los gráficos) se convierte en cisne...bueno o al menos en patito guapo. Y es que la fealdad inicial, da paso a una calidad más que aceptables, con personajes y enemigos muy grandes y con una ciudad (el primer capítulo) muy rica en cuanto a detalle. La cantidad de enemigos en pantalla, a veces es bastante considerable e incluso por momentos se les unen explosiones y unas cuantas acciones más que realzan el tono épico del juego.



En cuanto al sonido, el juego viene doblado al castellano, y aunque no conseguirá el premio a doblaje del año, es de agradecer el esfuerzo por acercarlo a los paises de habla no inglesa, un esfuerzo que muchas otras compañías ni se molestan en intentar. La Banda Sonora es de tono épico, mezclada con toque de metal por momentos, muy acorde con la mezcla de entre clásico y actual que tiene el juego.

La jugabilidad sería cuestión de verla bajo dos prismas distintos. Por un lado jugando solo, con lo que la jugabilidad se resiente considerablemente por culpa de una mala IA, y por el tener que estár cambiando en varios momentos de personaje, lo que no invita a identificarnos con ninguno en particular. Sin embargo, el negro se convierte en blanco si jugamos con otra persona, ya sea amigo, conocido o cualquier extraño con el que compartamos esta aventura. Y es que buena muestra de que el juego está creado para tal fin, es que nos da la posibilidad de jugar en on-line, Interconexión o a Pantalla dividida. Es más, cuando jugamos en modo cooperativo, cada jugador dispone de la opción de cargar su propio perfil de personaje o jugar con uno basado en la configuración de su compañero. En este momento la jugabilidad sube enteros ya que nos da la posibilidad de centrarnos en un solo personaje y no tener que estár pendientes de que el "compi" nos deje vendido....y de ser así, una regañina lo soluciona casi seguro. El juego es variado, teniendo momentos para cada personaje y con una gran variedad de escenarios durante toda la aventura, por lo que no se hace ni monótono ni repetitivo. Es más, las propias mazmorras, que normalmente en casi todos los juegos pecan de ser iguales, aquí muestran variedad. Esta variedad también está presente en los enemigos, teniendo desde arañas y ratas gigantes, hasta esqueletos, orcos, y un montón de monstruos típicos de este tipo de juegos. La jugabilidad también se beneficia de acciones secundarias que podemos realizar (derribar cierto edificio, destruir un puente) y que dan variedad a cada momento de la batalla. Incluso hay rehenes que rescatar que alargan la vida del juego, y hablando de la vida del juego, vamos con la duración.

La duración del juego es relativa a lo que se investigue o no, rondando las 10 horas si somos de los que miramos cualquier esquina. Cuenta con un modo que puede alargar un poco su vida y que se llama Creador de Mapas. En Creador de Mapas, como su propio nombre indica, nos da la posibilidad de crear nuestras propias mazmorras con un montón de parámetros que vamos desbloqueando y una vez creados compartir con nuestros amigos. Bueno, no es lo más de lo más, pero para aquellos que tengan vena de arquitecto, pasarán un buen rato.



En definitiva y para ir terminando con el análisis, tenemos que volver a resaltar que Hunted es un juego creado para ser disfrutado en compañía. Por lo tanto, al entrar a puntuar el juego, estamos en la misma situación que hemos tenido con juegos como Medal of Honor o el más reciente Brink. Los tres son juegos para un tipo en particular de jugador (el que disponga de on-line, amigos con el juego, etc...), y para ellos, el juego es genial y bien merecerían un 9. Pero por contra, para otro tipo de jugador (el que no disponga de conexión a internet, no tenga amigos aficionados a los videojuegos, le guste jugar solo,etc...) los juegos no valdrán nada y no pasarían de un 5 raspado en sus preferencias. Pero de lo que se trata aquí es de puntuar un juego por lo que nos ha ofrecido a nosotros y por lo que puede ofrecer a la clase de jugador para el que está creado el juego, dejando en todo momento claro quienes son unos y quienes son los otros. Por todo esto nuestra puntuación es:

PUNTUACIÓN: 7´5 Quizás lo más facil, dicho lo anterior, es una media entre las puntuaciones que darían cada tipo de jugador. Teniendo en cuenta la impresión que a nosotros nos ha creado y esta sin duda es genial. Hemos pasado momentos increíbles con amigos, es más, con varios amigos incluso, repitiendo varias misiones hasta cuatro y cinco veces y en ningún momento el juego nos ha aburrido. La risas con los amigos están aseguradas y las horas (a nosotros nos ha pasado) se pasan volando entre una magia por aquí y un flechazo por allá. Pero insistimos en que aquél jugador sin conexión a internet o que prefiera jugar en solitario a los juegos, debe pasar de largo en la estantería de la tienda...aunque nuestra recomendación es que llame a un amigo y jueguen a pantalla partida, descubrirá otra manera de disfrutar de los juegos.

Hunted The Demon´s Forge está disponible desde el 3 de Junio para Xbox 360 y PlayStation 3 a un precio recomendado de 64´95; y en PC a un precio recomendado de 49´95. Tiene una calificación PEGI de +18 y viene con Textos y Voces en Castellano.



Thanatos

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.

Publicar un comentario