Pages

Análisis Elder Scrolls V: Skyrim



Análisis de Skyrim. Suena importante. No decimos que hacer otros análisis de otros juegos no lo sean, si no que cuando algo de lo que llevas hablando tanto tiempo, con tanto ahínco, ve la luz, es normal que te plantees si estarás a la altura de dar a conocer a la gente algo de lo que se supone llevan hablando años y de lo que muchos esperan como al autentico mesías de los videojuegos.

Por eso nos lo hemos tomado en serio y nos hemos dispuesto a hacer un análisis que explique lo que es Skirym y si llega a lo esperado por sus fans más acérrimos. Esos fans que tiene a Oblibion en un altar del cual no será fácil que lo retiren para sustituirlo por Skyrim. De los que miren con lupa cada escenario, personaje y monstruo para ver si está a la altura de la saga Elder Scrolls.

Pues bien, como ya hemos hecho en otros artículos en los que hemos pedido opinión a jugadores que saben lo que tienen entre manos, sea el caso de NBA (con un fan del Basket Americano y jugón de consola como pocos), o el anterior Black Ops (el que nos lo destripó una jugadora femenina con muchas horas de acción a sus espaldas), para el análisis de este juego que nos ocupa, hemos pedido ayuda a un fan de la saga, quizás los más críticos para ver los fallos pero también los que saben de que hablan cuando desentrañan hasta lo más insignificante del juego. Así que sin más, de jugador a jugador, os dejamos con el análisis de Elder Scrolls V: Skyrim por parte de alguien que sabe de lo que se trata y que sin duda sacará lo mejor y lo peor del título. Os dejamos con Aignis (su Gamertag de guerra), disfrutarlo, y como recomendación, dar al play en el vídeo disponible en el apartado de sonido y comenzar a leer.





"11 de noviembre de 2011 (11-11-11), la fecha que ha tenido dividida a un país. Mientras muchos españoles la esperaban para hacerse ricos en el sorteo de la ONCE, otros tantos la teníamos en mente por otro motivo, tal vez mucho menos trascendente, pero por el que nadie se tendrá que contentar con el “reintegro”.

Y es que, el 11-11-11 fue la fecha escogida por Bethesda Softworks para dar a luz a su retoño más deseado, la quinta parte de la saga The Elder Scrolls, Skyrim. Han sido 5 largos años, desde aquel 2006 en que medio mundo descubrió las maravillas de esta saga en las consolas de nueva generación de la mano de Oblivion. El que, hasta esta semana, ha sido el mejor juego al que hemos tenido oportunidad de jugar.

Unos dirán: “¡Tenía muchos bugs!”, otros: “¡Todos los personajes tenían la misma cara de pan!”, y, como no: “¡La vista en tercera persona era bastante mejorable, siendo generoso!”. Las respuestas a esas críticas eran: “Es cierto, nosotros también perdimos una partida de 60 horas por un bug”, “La verdad es que sí, era complicado hacer algún personaje atractivo” y, finalmente, “Totalmente de acuerdo, por eso no había más remedio que jugar con la vista en primera persona”.

Visto así, y pensándolo un poco, ¡tal vez llevamos 5 años adorando al Dios Daedra equivocado! O tal vez no. Porque donde acababan las críticas de estética, de forma o de betatesting, empezaban los mayores argumentos de Oblivion, los que hacían que todo lo demás quedara en un segundo plano: la ambición y la total libertad.

Con estas dos palabras grabadas a fuego en nuestra mente, y con una ilusión infantil, propia de un niño de 10 años la mañana de Reyes, nos disponemos a jugar al tan ansiado Skyrim.




Historia:

Sentimos comunicaros que, esta vez, no empezaremos siendo unos don-nadies reclusos en la cárcel. sino que nos pondremos en el pellejo de un don-nadie amordazado en un carruaje de prisioneros de guerra.

Al parecer, hay una guerra civil en curso en las tierras de Skyrim. Los Capas de la Tormenta, se han alzado en armas ante la Legión Imperial por considerar que sus derechos e identidad como región se estaban viendo amenazados. Dicho sea de paso, se trata de un planteamiento totalmente verosímil. ¿Dónde entramos nosotros? Pues bien, la Legión Imperial se dispone a ejecutar a un grupo de disidentes, entre los que nos encontramos, pese a que, tal vez, haya habido algún error al pasar lista…

Como no queremos desvelar más, por no arruinar las sorpresas a nadie, sólo diremos que no nos encontramos ante el juego más corto de la historia, así que algo o alguien dará al traste con nuestro fatídico destino.

Después del tutorial de rigor, en el que aprenderemos a movernos por el juego, a utilizar las armas, la multitud de magias y el renovado sistema de menús, y que nos llevará unos 15 minutos, mamá Bethesda considera que ya estamos preparados y nos lanza del nido para que aprendamos a volar solos.


Tu Skyrim.

Uno de los elementos que hacen que Skyrim sea un juego totalmente distinto a los demás, es que puede llegar a ser totalmente distinto a sí mismo. Me explico; si en la antigua mitología romana tenían a las Parcas, que se encargaban de tejer el destino de cada mortal e inmortal, en Skyrim tenemos a Radiant Story, que hará algo parecido variando nuestro futuro en el juego en función de cómo vamos actuando en él.

Para muestra un botón. Situémonos, 20 minutos escasos de juego, nos dejan abandonados a nuestra suerte en medio de Skyrim. Después de unos primeros minutos de agobio por el hecho de tener un mundo tan basto abierto totalmente a nosotros y sin ningún tipo de directriz a seguir, nos ponemos en marcha. Lo primero que nos encontramos es un bardo ambulante, que recorre los caminos de noche. Hablamos con él, y nos dice que él ha aprendido toda su elocuencia y facilidad de palabra en la Escuela de Bardos de Solitude. Se añade un marcador a nuestro mapa. Perfecto, ya tenemos destino.




De camino a Solitude, y después de limpiar de bandidos un par de cuevas y fortalezas, nos encontramos con algo que teníamos muchas ganas de ver, gracias a los vídeos que se habían públicado de Skyrim: gigantes y mamuts. Recordando esos vídeos, los gigantes eran unos seres pacíficos que ni se molestaban por nuestra presencia a no ser que les atacáramos, a ellos o a sus mamuts. Así que decidimos acercarnos, demasiado. Nada más vernos, uno de los gigantes empieza a hacer señas y a emitir alaridos cada vez más fuerte, como cuando hablamos con un extranjero que no entiende nuestro idioma. “¿Qué narices querrá decir con esos gestos?”, nos preguntamos; y la respuesta no se hace esperar. A los 3 aspavientos, el gigante se cansa de la conversación y saca su garrote. “A ver si lo que iba a querer era que le dejáramos en p…”, tarde. Cuando nos queremos dar cuenta, nuestro cuerpo sin vida ha salido volando hacia la atmósfera, el garrotazo ha sido tan fuerte que hemos rebotado contra el suelo. Cargamos la partida, “Vale, ahora te dejo en paz, gigante, pero nos veremos cuando tenga un dragón de mi lado”.

Alucinados por lo que acabamos de vivir, y un poco decepcionados por nuestra escasa fortaleza seguimos el camino hacia Soledad. De pronto vemos una pequeña casita en medio del campo. “Qué acogedora! Y solitaria. Perfecta para el primer robo, por fin algo fácil y asequible”- pensamos.

“Casita de Drelas”, reza el cartel. Cuando entramos, nos encontramos una mesa repleta de flores y demás ingredientes para pociones. Nos ponemos en modo sigilo y nos llenamos los bolsillos de todo tipo de plantas y mejunjes. A mano izquierda, de espaldas, vemos un personaje; un mago, a juzgar por sus ropajes. “Perfecto, a ver si tiene algún hechizo chulo para robarle”, pero como nuestra habilidad en Discreción deja bastante que desear, en ese momento, el simpático Drelas se percata de nuestra presencia, se gira, y sin mediar palabra nos atiza una bola de fuego que nos mata al instante.

“Parece que el bueno de Drelas sabe cómo defender su casita”. Después de unos intentos más (no diremos cuántos para no exponernos a la vejación pública) nos damos por vencidos. “Este Drelas es demasiado fuerte”, así que nos conformamos con llevarnos furtivamente sus ingredientes para pociones y salimos corriendo como alma que lleva el diablo.

Hasta aquí nada extraordinario. El hecho curioso viene 20 horas de juego después de eso. Ya con nivel 20, con unas botas sigilosas equipadas e inscritos en la Escuela de Magia de Hibernalia, creemos que es momento de volver a hacerle una visita a Drelas. Viajamos rápido, y, nada más llegar a la puerta de la casita nos encontramos con tres guerreros. “Asesino a sueldo”, nos advierte el juego cuando les apuntamos. “¿Qué querrán?”, ilusos de nosotros. Antes de que podamos acercarnos para hablar con ellos, los tres desenfundan sus armas (monstruosas si las comparamos con nuestro arco) y nos atacan. La distancia, un grito genial que hemos aprendido hace poco, y una buena puntería con las flechas nos permiten derrotarlos a los tres. Por simple curiosidad, y para ver quién nos quiere muertos, registramos sus cadáveres. Una nota llamada “Recompensa” es lo que encontramos.

“Alucinante”, es lo único que acertamos a expresar. Es decir, que Drelas, se dio cuenta de que habíamos desvalijado parte de su casita y de que volveríamos a por más, así que contrató a tres sicarios para que nos dieran “una lección”.




El simple hecho de que el juego nos haga pensar, y seguir el hilo lógico de qué acontecimientos han sucedido para que se llegara a esta situación final, ya hace que el juego sea una pasada. Por supuesto, este análisis no acaba aquí, y también juzgaremos los aspectos básicos a tener en cuenta en cualquier juego, pero hemos considerado que había que añadir la categoría: “TU Skyrim” como elemento de peso, al tratarse de un juego que se basa, precisamente, en que cada partida sea distinta.

Ahora pasaré a explicar cada parte del juego no sin antes poner la puntuación que creo merece cada apartado en si mismo. Comenzamos.



Gráficos - 9:

Tal vez a muchos les parezca generoso darle un 9 en el apartado gráfico, si bien no se trata de un juego de los más punteros en ese aspecto. Pero, como nunca se dice, en esta ocasión sí que “vale más cantidad que calidad”. El mundo de Skyrim es totalmente apabullante. Decenas de pequeñas y grandes ciudades, montones de montes y montañas, ríos, riachuelos y cascadas.

Todo esto consigue que lo cargue nuestra consola o PC sin excesivos tiempos de carga, los hay, y algunos largos, pero hay que tener en cuenta que un solo proceso de carga de 30 segundos puede hacer que tengamos todo el mapa abierto y disponible para recorrerlo. Además, el aspecto gráfico del juego ha sufrido un lavado de cara radical, respecto al de su predecesor, Oblivion. Se acabaron los colores subidos al estilo dibujo animado, los personajes poco expresivos y homogéneos, y la mayoría de factores que hacían de él un juego, para algunos, poco inmersivo.

Evidentemente, si fuera todo positivo, le habríamos dado un 10 en el apartado gráfico. En esta ocasión, lo que le resta en este apartado para que no sea perfecto es el popping. Para quien no sepa lo que es, decir brevemente que se trata del fenómeno por el cual, cuando vamos andando por el mundo, se van cargando los elementos cercanos poco a poco, delante de nuestras narices. Si bien en Skyrim se ha ampliado la distancia a la que tenemos que mirar para percibirlo respecto a Oblivion, consideramos que aún es visible.

Para no acabar este apartado con un mal sabor de boca, pues le hemos otorgado un 9, añadiremos otro elemento que nos ha alegrado profundamente: el editor de personajes. Desde Bethesda han hecho un grandísimo trabajo mejorando los personajes; sus caras, las opciones de personalización, como cicatrices y pinturas de guerra, y su expresividad. Ahora los personajes no solo se mueven de manera fidedigna, sino que expresan con sus gestos lo que quieren decir o hacer, dando una sensación de realismo pocas veces vista.




Jugabilidad -10:


En un RPG la jugabilidad es básica. Por eso se ha tenido especial cuidado en aplicar todo lo bueno de los RPG anteriores de Bethesda: Oblivion y Fallout, y mejorando lo malo.

Se han mantenido los controles sencillos, cada botón tiene una sola función, y huimos totalmente de combinaciones tediosas o complicadas. También la posibilidad de cambiar entre la cámara en 1ª persona o en 3ª, pero, por fin, escuchando las críticas y súplicas de los jugadores, y mejorando substancialmente el movimiento del personaje en la 3ª persona. Se acabó eso de sentir que nuestro personaje saltaba como una rana, con las ancas abiertas, o que flotábamos por el escenario.

En nuestro caso, que somos más de personajes silenciosos y de ataques a distancia con arco y flecha, no nos percatamos demasiado de las deficiencias que tenía Oblivion en el combate cuerpo a cuerpo, que realmente eran muchas. Por eso, y para conseguir que el jugador se sumerja totalmente en la experiencia jugable, se ha incorporado un sistema de ataques letales o fatalities, que permitirán, por ejemplo, que cuando nos enfrentemos con una espada a un enemigo que tenga poca vida, nuestro personaje realice un movimiento definitivo que acabe con él. Vamos un fatality en toda regla que le da más espectacularidad a la acción.

Y para los que somos más cobardes y vamos medio invisibles, con sigilo y por la espalda, también hay novedades. ¿Cuántas veces en Oblivion o Fallout habéis conseguido coger despistado a un enemigo sin que os viera ni oyera y habéis deseado poder matarle de un solo golpe, rápido y silencioso? Sinceramente, nosotros muchas. Así que subiendo un poco la técnica Discreción y con una daga equipada, seremos capaces de ir por Skyrim como si de un asesino de verdad se tratara; degüello por aquí, degüello por allá.


Sonido - 9:

¿Cuántas veces habremos escuchado esta canción durante los últimos meses?


Incontables.

La verdad es que Bethesda ha hecho un trabajo de márketing de los que merece que se haga un libro sobre él. Hace muchísimos meses que se anunció que Skyrim vería la luz, y desde entonces, semana a semana, mes a mes, hemos ido conociendo más detalles que nos han ido poniendo los dientes largos y nos han convertido en seres impacientes. Para nosotros, sin duda, el mayor anzuelo que nos han lanzado, ha sido su banda sonora.

Un coro masculino de 30 personas, grabado 3 veces para hacer llegar a nuestros oídos 90 voces que nos ponen el bello de punta, acompañando a la magistral composición instrumental de Jeremy Soule, hacen que el tema principal de Skyrim sea digno de un Oscar.

En lo que al sonido propiamente se refiere, dejando de lado la banda sonora, nos encontramos ante un elemento muy cuidado. El sonido de espadas, arcos, pasos, rugidos, viento y todo en general está tratado con extremo mimo.

Para la versión que ha llegado a nuestro país, por fin, totalmente en español; voces y textos, se ha contado con los servicios de 50 actores de doblaje, que han dado vida a 105 personajes y se han traducido del inglés al español más de 650.000 palabras, para que no perdamos el hilo de ninguna misión. Unos números de records para un juego que seguramente batirá muchos.

El pequeño "pero" lo encontramos precisamente en ese doblaje, que, si bien es cierto que es muy bueno, no termina de estar al nivel del juego original en inglés. Somos conscientes de que Oblivion, por ejemplo, no estaba ni doblado al español, pero nos encontramos ante una obra maestra, y por respeto a sus creadores creemos que debemos ser un tanto rigurosos en este sentido. El propósito de este punto de menos es alentar a Bethesda a que siga haciendo las cosas tan bien, y si puede, un punto mejor. Son muchas las veces que lo hemos comentado en sus análisis, pero Bethesda es una compañía a la que debemos agradecer su trato a nuestro pais. Tanto por información como por sacar casi todos sus juegos a nuestro idioma, sin duda todo un ejemplo a seguir por otras compañías.




Duración - 12 :

Nosotros hemos creído conveniente empezar a hacer el análisis después de unas 35 horas de juego, porque consideramos que es lo mínimo que puedes jugar para ver una pequeña parte de todo su esplendor. En estas 35 horas hemos subido 28 niveles, matado 7 dragones, aprendido 8 gritos, entrado en el gremio de ladrones, sido aceptados en la Escuela de Magia y en Los Compañeros, y completado 2 misiones principales y 80 secundarias. No estamos ni a la mitad de la historia principal ni a una décima parte de los gremios y misiones secundarias. Y el juego cada vez nos pide más y más horas de nuestro tiempo y nos da más y más horas de felicidad. Es una auténtica delicia.

Ahora mismo no logramos recordar ni un solo juego, que no sea de la saga Fallout ni de la saga The Elder Scrolls, que consiga tenerte más de 70 horas enganchado a un mando, claro está, sin haber tenido que repetir 3 veces el mismo modo historia en distintas dificultades y cogiendo 8.000 coleccionables (modo ironía On).

La incoherencia de darle un 12 sobre 10 en duración es porque confiamos ciegamente en Todd Howard, que nos aseguró que, gracias al nuevo motor de Inteligencia Artificial Radiant AI, los personajes no jugables de Skyrim seguirían generando misiones una vez acabado el juego, y que, por tanto, podríamos jugar “para siempre”.

Así pues, como un juego que dura “para siempre” merecería un ∞ (infinito), pero con infinito no podemos hacer una media, le ponemos un 12. "

Aignis.


Recapitulando puntuaciones, os damos nuestra valoración del juego completo, con la suma de cada una de sus partes análizadas y con su correspondiente media. Todo un hito para nuestra revista. También con nuestras más de veinte horas jugadas, corroboramos punto por punto todo lo escrito por nuestro colaborador y estamos de acuerdo en cada apartado descrito en el análisis.

Gráficos 9
Jugabilidad 10
Sonido 9
Duración 12
__________________
Nota final: 10

Vas andando tranquilamente por el mundo, te vibra el mando, oyes un rugido, empieza a sonar a todo trapo la épica banda sonora del juego, algo pasa. Miras al cielo, un dragón de 20 metros se sitúa justo encima de ti, abre la boca, “¡Oh no!”.

Un punzante escalofrío te recorre la nuca cuando te sobrecoge esa sombra. Eso es Skyrim.


Agradecemos de nuevo a Aignis su colaboración y vamos a continuar ampliando la leyenda del Sangre de Dragón.

Plataforma: Xbox 360,PC, PS3
PVPR: 66,95 €
Desarrollador: Bethesda Softworks
Distribuidor: Bethesda Softworks
Género:Rol, Acción RPG
Jugadores: 1
Idioma: Textos: Español, Voces: Español
Lanzamiento: 11 de noviembre de 2011 (Pegi: +18)


Vídeo de Making Of Parte 1 subtitulado.


Vídeo de Making Of Parte 2 subtitulado.


Y por último el Trailer de Acción en vivo.

Thanatos

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.

Publicar un comentario