Pages

Análisis Ridge Racer Unbounded

Ya a llovido desde que apareciera el primer Ridge Racer creado por Namco, y con la placa propia system 22, que fue estrenado en 1993 como máquina recreativa. Permitía correr a más de 300 km/h en impresionantes circuitos y lucía un avanzado motor gráfico, una cuidada banda sonora y una mecánica de lo más arcade y sencilla: correr para disfrutar, correr para ganar. La franquicia de juegos de carreras se convirtió en una de las sagas de más éxito y con más larga trayectoria de la historia de los videojuegos. Tras el comienzo que comentamos como una máquina recreativa de gran éxito en el año 93, se convertiría en una serie de más de 20 títulos para todo tipo de plataformas, incluidas PS one, PlayStation 2, PlayStation Portable, Nintendo 64, Nintendo GameCube, Nintendo DS, Xbox, iOS y teléfonos móviles. La serie es famosa por una jugabilidad arcade con muchos derrapes y por la reina virtual de las carreras, Reiko Nagase, que ha aparecido en los juegos desde 1996.

Parte de esta amplia historia,la forman desde Ridge Racer Type-4, para PSX a Ridge Racer 7, para PS3, pasando por su otra versión para Nintendo 3DS llamada Ridge Racer 3D e infinidad para multitud de consolas y móviles para finalizar con el juego que nos ocupa: Ridge Racer Unbounded.

Lo primero que debemos dejar claro es que Unbounded es un soplo de aire fresco a la saga y poco tiene que ver con sus juegos anteriores, más japos y que solían contar con musas femeninas en su portada como la explosiva Reiko Nagase. Esta vez se asemeja más a la saga Bournaut cogiendo lo mejor de los últimos títulos de conducción arcade como Split Secon, Blur o el mismísimo Bournaut Paradise.


La intención de Namco Bandai por renovar su saga por excelencia de conducción, le ha acarreado bastantes palos por los seguidores más hardcore de la franquicia, pero para nosotros, que lo que buscamos en entretenimiento y diversión, es una apuesta arriesgada que nos ha dejado muy buenas tardes de juego.

La serie Ridge Racer toma así un nuevo rumbo uniéndonos al equipo Unbounded, un grupo de peligrosos pilotos que viven al margen de la ley, para sembrar el terror por las calles de Shatter Bay y expandir cada vez más su territorio. Conduciendo y destruyendo todo cuanto encuentran a su paso para crear nuevas zonas a las que antes no podían acceder usando su coche como una máquina devastadora a plena potencia para atravesar edificios, columnas, camiones y mucho más. Los Unbounded están guiados por la misterioso Kara Shindo que está dispuesta a hacerse con Shatter Bay.

El juego se basa en superar distintas fases que nos ponen en diferentes distritos de dicha ciudad para correr en carreras en las que tan importante es quedar primero como conseguir una gran cantidad de "takedown" a los rivales e incluso destruir la ciudad. Estos "takedown" y destrozos unidos a los derrapes que realizamos nos sirven para llenar una barra que nos otorgará un "turbo" a modo de power con el que, durante unos segundos, seremos capaz de destruir cualquier coche que rozemos al mismo tiempo que nuestro coche alcazará una mayor velocidad.


Esta jugabilidad tanta veces vista en la saga Bournaut, coge pequeñas porciones de los últimos títulos de conducción arcade como la sensación de velocidad o la destrucción de escenarios de Split Second o la luminosidad y espectacularidad en los trazados de Blur. Pero aún siendo un refrito de otros títulos, Ridge Racer Unbounded mantiene un estilo propio, tanto por mezclar un poco de cada juego como por su increíble editor de circuitos, que lo convierten por méritos propios en uno de los juegos que cuenta con más circuitos disponibles, y lo mejor, sin necesidad de pagar por ellos. El control aún siendo arcade 100% hace un uso mayor de los derrapes y del uso del freno, bastante más real que sus antecesores en los que lo importante era acelerar sin más.

Uno de los principales alicientes con que cuenta la jugabilidad del juego es que a lo largo de las carreras conviene estar muy pendientes de posibles rutas alternativas con las que arañar algunos segundos a cada vuelta e incluso adelantar un par de posiciones al salir de dicho atajo. Estos atajos se nos marcan en determinados momentos de la carrera y nos obligan a destruir ciertas construcciones, hacer estallar determinados vehículos u objetos de los decorados, etc, para, a la par que nos hará ganar puntos, adelantar varias posiciones. El problema con esta "ocurrencia" de los desarrolladores es que muchas veces nos dará la sensación de que estos lo han puesto para reírse de nosotros. No explicamos. Estos atajos destructibles tienen una duración determinada, por lo tanto el problema viene cuando apunto de destruir ese muro o ese edificio que durante unos segundos es destructible, esta posibilidad desaparezca de golpe haciendo que nos estrellemos contra un muro "irrompible" que nos suponga perder un montón de posiciones en vez de haberlas ganado. Tras las correspondientes blasfemias al equipo de desarrollo y tras sucedernos esto varias veces en cada carrera, llegamos a pensar que hay un "chino" espiándonos en la consola que activa el atajo para, cuando ve que estamos a punto de cruzarlo, desactivarlo y descojonarse de nosotros. Os juramos que lo hemos pensado. Hablando ahora en serio, esto sucede bastantes veces y casi todas son por falta de previsión nuestra, pero hará que en la mayoría de las veces ignoremos el atajo...dejando al chino con cara de mosqueo !!!


El juego entremezcla carreras de destrucción con otras en las que lo importante es derrapar para detener el reloj, contrareloj clásicas, u otras de conseguir destruir un número concreto de vehículos de policía mientras conducimos una cabeza de Camión. Variedad la tiene, así como cantidad de coches (todos ficticios).

Graficamente el juego es espectacular, tanto por la destrucción de entornos como por el tratamiento lumínico del título, y cuenta con detalles geniales como el hecho de indicarnos tanto la posición , como las vueltas y la diferencia con los rivales mediante frases escritas en edificios, puentes y demás ubicaciones de la ciudad. Los coches son casi completamente destructibles y una vez destruidos la imagen se acerca para ver como nuestro vehículo se convierte en un amasijo de hierro. Muy bournaut, por lo tanto poco original pero no por ello malo. Por lo que respecta al juego en movimiento, la sensación de velocidad es brutal, con 12 coches en carrera y mientras suceden infinidad de cosas en pantalla, vehículos que se estrellan, edificios que se caen, trenes que pasan a toda velocidad...y todo esto sin ningún tipo de bajada de frames, sin pooping, ni dientes de sierra ni ningún fallo gráfico que resaltar.

El sonido hace gala de voces en ingles en los vídeos y en algún comentario mientras que la música es la típica de este tipo de juegos, electrónica y hardcore algo machacona tipo Matrix pero acorde con la luminosidad y la sensación de velocidad, todo un subidón de adrenalina.


La duración del juego es muy difícil de definir, ya que si bien offline el juego tiene una duración standar, con 9 distritos que descubrir con casi 9 pruebas cada uno, la posibilidad de crear nuestros propios circuitos (llamado Crear Mis Ciudades) amplia considerablemente las horas de diversión. Pero esto se torna eterno si contamos con conexión a internet ya que la posibilidad de crear circuitos se ve multiplicada por el número de jugadores que suban su circuito online. Imaginaros el número. Infinito. Con el creador de ciudades, las carreras no tienen fin ya que podemos crear un montón de circuitos nuevos para recorrerlos tú solo o junto a otros jugadores de todo el mundo.

Pero el modo Online no acaba con la creación y posterior publicación de nuestros circuitos, si no que también consta de carreras en las que dominar a los demás jugadores en los modos multijugador de Ridge Racer Unbounded compitiendo cara a cara con otros jugadores online. Otro modo online es Dominar el Mundo que nos ofrece multitud de pruebas en las que es posible competir contra un máximo de ocho jugadores en cada una. Aquí se van publicando eventos de 24 horas, 6 horas y de 1 hora, pudiendo competir directamente en todos los circuitos generados por la comunidad de jugadores de Unbounded. En estos circuitos luchamos por intentar mejorar el tiempo de su creador.


Todo esto hace que, si bien sentimos algo de añoranza por el Ridge Racer más clásico, nos sorprenda el cambio radical que ha tomado la franquicia, adaptandose a los gustos más actuales y aprovechando la tecnología actual para crear las carreras más explosivas del momento. El juego cumple con lo que promete, diversión, y cuenta con uno de los multijugadores más completos del momento gracias a su espectacular editor de circuitos y su compatiilidad con la comunidad de jugadores. Estamos ante un juego casi infinito y un título muy adictivo jugando con amigos, aunque sea intentando superar el número de vehículos destruidos por nuestro amigo y que hará que nos piquemos de lo lindo. Por lo tanto tenemos muy poco que objetar al título de Namco y Bug Bear ya que entretiene como pocos y tiene una duración casi infinita, que teniendo en cuenta lo que cuesta pagar los juegos hoy en día, merece la pena.

Nos Gusta:

-La destrucción de entorno.

-La adrenalínica sensación de velocidad.

-La variedad de trazados y su especatcularidad.

-La creación de circuitos.

-El buen uso que hace de la comunidad de jugadores.

-Un juego casi infinto por la cantidad de circuitos que podrá llegar a haber en un futuro.



No nos Gusta:

-La perdida del espíritu Ridge Racer.

-La ausencia de Reiko Nagase.

-Que el juego nos "vacile" con los atajos.

-Escasez de diseños en los vehículos.

-La música excesivamente "machacona".

La serie Ridge Racer toma un nuevo rumbo manteniendo su jugabilidad arcade pero haciendo uso de la destrucción de entornos y los derrapes infinitos. 100% jugable y entretenido y con el mejor editor de circuitos del mercado que se une a su comunidad de jugadores para crear el mayor número de circuitos disponibles en un juego.




Plataforma: PlayStation 3, Xbox 360 y Pc.

PVP: 59,95 €

Desarrollador: Bugbear Entertainment

Distribuidor: Namco Bandai

Género: Conducción arcade

Jugadores: 1-8

Idioma: Español

Lanzamiento: 30 de marzo de 2012

Pegi: +7

ultimapantalla net

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.

Publicar un comentario