Pages

Análisis Silent Hill Downpour

En Silent Hill Downpour regresamos a uno de los lugares más emblemáticos de los videojuegos y que más pesadillas han acarreado a los jugadores. Con una exitosa adaptación al cine incluida y en su octava entrega de la serie Silent Hill, Downpour intenta reinventarse con una entrega que nos devuelve a sus orígenes, a sus puzzles clásicos y a sus personajes enigmáticos y extravagantes.

Durante esta terrorífica aventura encarnamos a un presidiario llamado Murphy Pendleton, que está siendo trasladado en autobús a un centro penitenciario, cuando éste sufre un accidente. Tras despertar confuso en el autobús siniestrado en medio de un bosque, llegamos al nebuloso pueblo de Silent Hill, está vez más lluvioso que de costumbre, mientras recordamos las partes más oscuras de su pasado.

Por primera vez en la saga, el juego nos cuenta bastante historia de Murphy nada más empezar, cosa que agradecemos bastante nosotros y que nos hace identificarnos un poco más con el personaje y sufrir con sus actos y sus consecuencias. La sensación es de regresar a un lugar conocido pero esta vez más húmedo si cabe, ya que una de las novedades más importantes y que influyen en la jugabilidad es la lluvia y las tormentas, que harán que los enemigos sean más agresivos y resistentes y que nos obligará a buscar refugio a la espera de que amaine la lluvia y desaparezcan los agresivos enemigos.

Por lo que respecta a dichos enemigos, estos adolecen de poca variedad, pero las dos clases principales dan el suficiente miedo como para no necesitar un ejercito de engendros irreconocibles durante toda la historia. Y que decir de los puzzles. Los puzzles pueden parecer mil veces vistos en otros juegos, pero han tenido el mérito de, al menos en nosotros, tenernos más de 20 minutos buscando la solución sin tirar la toalla o incluso sorprendiéndonos en alguno con un "genial" unido a algún taco.


La jugabilidad del juego es la clásica de la saga. El control del personaje es bastante sencillo y el uso de la linterna o de las armas se hace intuitivo y de fácil manejo. La mezcla de acción y de enigmas está perfectamente mezclada para no cansar ni aburrir a ningún estilo de jugador e incluso los tres niveles de dificultad están a la altura de entretener tanto a los más "hardcore" como a los más "casual". Por daros una muestra de la distintas maneras de plantear el juego de que disponemos, hay incluso un logro-trofeo por terminar la aventura sin matar a ningún enemigo, y esto no es solo por dejarlos heridos en el suelo si no que de casi todas las situaciones podemos escapar huyendo. Por lo que respecta a las armas, estas cuentan con bastante variedad y se rompen con el uso, lo que hará que cambiemos de unas a otras constantemente, notandose en la jugabilidad el hecho de obligarnos a tener siempre a mano algunas de ellas (por ejemplo los ganchos que nos sirven para bajar escaleras de incendios y entrar en edificios).

Un apartado especial merece las misiones secundarias, muchas de ellas dignas de tener un juego exclusivo para ellas. Casi todas las misiones se abren investigando por la ciudad, lo que hará que quién se centre en la aventura en si, sin atreverse a recorrer las calles de Silent Hill , se perderán historias que merecen aparecer en un recopilatorio de las mejores historias de terror. Lo bueno es que en la mayoría de ellas no hay enemigos que nos molesten a la hora de investigar por lo que no sentiremos agobio y nos hará disfrutar de lo lindo de ellas. Nos encantaría poneros ejemplos, pero creemos que sería fastidiar la experiencia y estamos abiertos a comentar con vosotros cualquier duda que tengáis sobre las mismas.


Graficamente Silent Hill Downpour está a la altura. Vatra Games utiliza el Unreal Engine 3, el popular motor de Epic para dotar al juego de una buena calidad gráfica en general y bastante espectacular en la recreación de la lluvia y las tormentas. Ver como empieza cayendo una leve llovizna que a medida que pasa el tiempo se convierte en un brutal aguacero y más tarde en un tormenta eléctrica es sencillamente brutal. También merece atención especial los cambios de zonas, entre "real" y "oscuridad", con descorches en las paredes y efectos espectaculares. Por lo que respecta a los enemigos y a nuestro prota, todos se mueven de forma fidedigna, o como creemos que lo harían los locos con cuchillos claro, y Murphy cuenta con transiciones entre movimientos, subir escaleras, colarse por huecos, bajar de un salto, que son casi perfectas. No está a la altura de los mejores gráficos del momento, pero tan poco son tan malos como muchos están comentando, al menos siempre desde nuestro particular punto de vista.

Y que decir del sonido, para nosotros lo mejor del juego. El sonido por si solo es uno de los protagonistas del juego, e incluso en algún momento nos servirá para resolver algunas misiones secundarias. El llanto de bebe, los gritos, los golpes y en especial las puertas. ¿Las puertas? diréis, pues sí, las puertas y es que si lo habéis jugado sabréis lo que se siente cada vez que se cierra una puerta a nuestras espaldas y que incluso sabiendo que más tarde o más temprano se cerrará, nos hará saltar del asiento un buen montón de veces. Y aunque lo sepáis de antemano, damos fé de que os sucederá.
Las voces en perfecto ingles están a un gran nivel y la música, obra de Daniel Licht, cambia los clásicos temas orquestales de Akira Yamaoka por más guitarrreros, más acorde con el cine actual. Un buen ejemplo es el tema principal del juego, que descubrimos si nos mantenemos un rato sin hacer nada en el menú principal.


En este nuevo capítulo de la saga, se han cambiado los clásicos puntos de guardado por el autoguardado, un autoguardado que en algún momento nos ha hecho gritar y no precisamente de terror. Y es que el juego adolece en varios momentos de fallos de guardado, dejandonos bastante más atrás de donde debería habernos dejado por los puntos que hemos cruzado. Esto nos hizo en tres o cuatro ocasiones tener que rehacer bastante trecho e incluso algún puzzle por que el citado autoguardado, no recordaba los puntos más cercanos a nuestra muerte. Auténticamente terrorífico.

Los botiquines continúan siendo parte importante de la aventura y para saber como y cuando usarlos será tan sencillo como comprobar los andares de nuestro personaje y su ensangrentado vestuario.

Por lo que respecta a la duración del título, a nosotros nos ha durado algo más de 17 horas en la primera partida y tras rejugarlo hemos conseguido sacar tres de los cinco finales con los que consta el juego. Por cierto que esto se deciden con varios parámetros como decisiones importantes durante el juego o la manera de reaccionar ante los enemigos. Podemos decir que ninguno de los tres que hemos disfrutado nos ha defraudado, por lo que no vemos necesario remitir ninguna carta a sus desarrolladores para que cambien su final ni recaudar dinero para conseguir un DLC que resuelva la vida de Murphy. Vale sí, es ironía sobre la polémica de Mass Effect, pero no hemos podido evitarlo.


Hasta aquí el análisis del juego, y ahora pasamos a daros nuestras impresiones del que, en nuestra humilde opinión, es uno de los juegos que más nos ha enganchado ultimamente.

Puede ser debido a la ausencia de juegos de este tipo, que no proliferan como los shooter bélicos, o por que aún recordamos lo que disfrutamos con el primer Silent Hill, pero la cuestión es que con Silent Hill Downpour hemos disfrutado como pocas veces hemos hecho ultimamente. Por eso nos ha sorprendido las puntuaciones negativas que ha recibido el juego por parte de la prensa internacional, más "entendida" del sector. Nos sorprende que cada shooter bélico, "original" y con un número detrás, consiga altas puntuaciones y que un juego que entretiene, de un género que no está masificado y que encima consigue hacernos pensar más que cuando íbamos al colegio, consiga aprobar por los pelos. Tenemos claro que no es un juego 10, y que cuenta con fallos considerables como los autoguardados ( a veces), la escasez de variedad de enemigos, las fases de persecución que se hacen algo liosas, y algún detalle más pero a nosotros nos ha conseguido mantener enganchados durante días, perder tiempo intentando resolver un puzzle sin agobiarnos, sorprendernos con la realización de algunas misiones secundarias, asustarnos, apagar la consola y seguir pensando como resolver ese código que abra la puerta,... y más y más detalles que para nosotros hacen grande un videojuego. Y para los seguidores más apasionados de la saga, Shinji Hirano, presidente de Konami Digital Entertainment, comentó antes de su lanzamiento que : «En honor a la historia y fieles seguidores de Silent Hill, estamos trabajando duro para construir un juego de próxima generación de terror que realmente merezcan los fans». Pues desde un final especial en que aparecen protagonistas de la saga, hasta alguna habitación que nos recuerda a The Room el juego hace constantes guiños a la saga Silent hill.

La historia no es liosa y consigue que cada vídeo en el que nos desvelan algo, estemos ensimismados mirando la pantalla. En definitiva, nos a gustado, era lo que esperábamos y para colmo sale a un precio rebajado ofreciendo mucho más que otros juegos que cuestan 20 euros más. No es el juego de terror definitivo, pero si mantiene el nivel de una de las sagas más grandes jamas creada.
Bienvenidos a Silent Hill.



Nos a gustado:

-La ambientación nos devuelve un Silent Hill lluvioso y más opresivo.
-La recreación de las tormentas.
-Manejo sencillo del personaje y su inventario.
-Sonido terrorífico y una BSO distinta a lo habitual pero a la altura.
-La historia de Murphy Pendleton.
-Los secundarios y sus "locuras".
-En muchos momentos nos ha recordado a Alan Wake.
-Cinco finales diferentes y uno más "especial".
-Multitud de misiones secundarias que lo llevan a las casi 20 horas de juego
-Poder dedicarte a investigar por tu cuenta y olvidarte durante horas del objetivo principal.

No nos gusta:

-El autoguardado nos la juega varias veces.
-Poca variedad de enemigos.
-Los momentos de huir de la oscuridad son algo caóticos.
-Se echa de menos el toque de Akira Yamaoka.
-Algo más de expresividad facial en los personajes.
-La inteligencia artificial de algunos enemigos y sus rutinas no están muy cuidadas.


Regresamos a Silent Hill con miedo, pero tras casi 20 horas sufriendo sus puzles, sus sustos y su paranoias podemos decir que nos costó abandonar el fantasmal pueblo y nos dejo un regusto de juego de terror clásico, con mucho de Alan Wake y Deaddly Premonition, con un poco de todos nuestros miedos en su interior y una jugabilidad que no nos dejo soltar el mando hasta que desentrañamos toda la verdad que se encontraba tras Murphy Pendleton y Silent Hill Downpour.


Desarrollo: Vatra Games
Género: Acción/Terror
Producción: Konami
Distribución: Konami
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Disponible: Xbox 360 y PS3


Por último os queremos dejar un vídeo en el que aparecen todos los finales del juego, para saber cuales habéis sacado y cuales os han quedado pendientes. Sin lugar a dudas este vídeo es el "Rey de los Spoiler" de este juego, por lo tanto solo os recomendamos que lo veáis una vez finalizado el juego.

!! SPOILER!!



ultimapantalla net

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.

Publicar un comentario