Pages

Análisis de "Metal Gear Rising: Revengeance"






“ Yo soy el relámpago, la lluvia transformada... ” 

Con esta frase conocimos a Jack, de nombre en clave Raiden, cuando apareció de la mano del señor Kojima en MGS4 en el papel de nuevo miembro de la unidad FOXHOUND, para resolver el incidente de la toma de Big Shell y acabar con los Sons Of Liberty. Pronto su personaje se hizo popular y poco a poco fué cogiendo relevancia en la saga hasta protagonizar su propia aventura en Metal Gear Solid Rising: Revengeance, del que a continuación os dejaremos nuestras impresiones. 

Desarrollado por Kojima Productions y PlatinumGames, Metal Gear Solid: Revengeance traslada la franquicia Metal Gear al terreno de la acción, olvidandose de la infiltración que atesoraba Snake y centrándose en la lucha. Esta aventura la envuelve con una narrativa épica muy característica del universo Metal Gear, centrándose en el personaje de Raiden: un niño soldado transformado en un ninja mitad humano, mitad ciborg, equipado con su característico katana de alta frecuencia, alimentado por la venganza. 

La historia nos pone en un futuro cercano en el que la tecnología ciborg se ha convertido en algo usual en la sociedad y más en la industria armamentística. Han pasado varios años desde el colapso del sistema de los Patriots que estuvo controlando en secreto el equilibrio global. Desafortunadamente, la diseminación de la tecnología cibernética ha iniciado un nuevo periodo de inestabilidad y conflicto protagonizado por aquellos que controlan el mercado de la guerra, aprovechándose de los débiles. Además, grandes Compañías de Milicias Privadas (CMP) o Private Military Companies (PMCs), que fueron apoyadas y controladas por los Patriots, han terminado por derrumbarse, produciendo el nacimiento de innumerables células criminales con enlaces directos a una basta organización criminal. 




Estas PMC renegadas están empleando la tecnología ciborg y se están convirtiendo en una fuerza cada vez más perturbadora, llegando a cambiar las políticas de los conflictos y el poder político a su antojo. Como miembro de la PMC defensora de la paz "Maverick Security", Raiden vive bajo la responsabilidad de proteger y salvar vidas. Pero mientras el mundo se dirige hacia el caos mas absoluto, el único camino que dilucida alguna esperanza pasa por resolver su pasado y traspasar cualquier obstáculo que se interponga en medio. 

Han pasado cuatro años desde los eventos de Metal Gear Solid 4: Guns Of The Patriot, donde se presentó al mundo a Raiden. Desde entonces, Raiden se ha reunido con su mujer e hijo y se encuentra inmerso en su papel como agente de seguridad de Maverick Security Consulting. 

Pero cuando una misión para proteger a un Primer Ministro africano concluye con el asesinato del mismo a manos de asaltantes cibernéticos, las esperanzas de Raiden de tener una vida calmada se desvanecerán al volver a primera línea de la batalla. Armado con su espada de Alta Frecuencia que puede cortar cualquier cosa, se encargará de detener a las milicias privadas conocidas como Desperado Enforcement cueste lo que cueste. 

La historia de Raiden la podremos ir ampliando y conociéndola gracias al codec que nos permitirá saber cosas como que en los años 80, Raiden luchó en la guerra civil de Liberia a las órdenes de Solidus Snake. Era una máquina de matar conocida como "Diablo Blanco" o "Jack el destripador". Estas conversaciones serán muy interesantes para los que no hayan seguido la saga Metal Gear en general y la historia de Raiden en particular, ya que entenderemos momentos del juego como cuando le llaman "Jack el destripador" o cuando aparecen personajes que han tenido importancia en su vida. 




El juego profundiza en el trágico pasado de Raiden, narrando una asombrosa historia con el aplomo característico de la saga y de la que Kojima Productions dota a sus juegos. Para ello el juego se nos presenta con un acabado muy japones, con un cierto parecido entre Ninja Gaiden, Devil May Cry o Vanquish, el anterior juego de Platinum Games, también responsables de Bayonetta. En ellos se han fijado y los reconoceremos por la manera de moverse el personaje, muy al estilo del prota de Vanquish y su deslizamiento, pero también por el planteamiento de las misiones con un corte muy parecido a Devil May Cry. Es decir que nos pondrá en situaciones clásicas de "zona cerrada, elimina a todos los enemigos de la zona y se abre el paso a otra zona" que tantas veces hemos visto en la saga de Capcom, un estilo que gusta mucho a los japoneses, pero que a nosotros en particular no nos agrada demasiado. Esto corta dinamismo al juego parándose el mismo cada dos por tres para informarnos de puntuaciones y abrir paso a otra zona. Pero es un diseño de niveles que gusta, a tenor de las ventas de cualquiera de las sagas que lo usan.

Si hay una palabra que define a Metal Gear Rising: Revengeance es épico. Épicos son sus combates con escenas espectaculares rematadas con una bso cañera que les convierten en unos enfrentamientos increíbles, dignos de recordar. El uso de la katana requiere su practica pero es sencillo y efectivo. La carrera ninja nos convierte a Raiden en un parcour profesional y nos hace mas sencillas de recorrer las largas distancias. También nos sirve para esquivar la lluvia de balas que nos caerá mientras esprintamos gracias a nuestra mágica katana. La carrera ninja nos dejará igualmente escenas espectaculares en las que, por ejemplo, saltaremos de misil en misil hasta llegar a un helicóptero y cortarlo en pedacitos como si fuera papel. 

Todos los movimientos de nuestro ciborg ninja se realizan de forma precisa e intuitiva y tendremos varios movimientos especiales en los que la vista se acerca y podemos usar nuestra katana de forma individual en 360 grados. Este movimiento dará momentos espectaculares en los que partiremos en dos cualquier enemigo ya sea humano o vehículo. Incluso muchas partes del escenario se podrán cortar como el papel en cientos de trozos por el simple hecho de disfrutar de ello. Eso si, seguro que muchos lo intentáis con el gatito del principio y que parece puesto por los desarrolladores a posta para tentarnos, pero NO, el gato es más ágil que nosotros...por suerte. Si es cierto que nos encontraremos con partes del escenario que se pueden cortar y otras que no, restándole algo de diversión al momento "Eduardo manostijeras". 




Raiden podrá ir mejorándose con unos puntos que conseguiremos durante la acción y que nos permitirá cambiar de armas, de aspecto e incluso de atributos pudiendo ampliar nuestra barra de vida y alguna cosa más. También desbloquearemos nuevos movimientos que mejoran a nuestro personaje en combate. 

Otras cualidades de nuestro ninja cibernético son la posibilidad de recargar vida y energia arrancando unos organos internos de los ciborg que nos harán las veces de botiquines. Esto se muestra con un movimiento muy espectacular. También si estamos atentos, momentos antes de morir los enemigos, podemos realizar una especie de fatalitys pulsando varios botones a la vez que harán aún más increible la finalización del combate.

Debemos decir que la dificultad, incluso en sus niveles normales, nos traerán bastante quebraderos de cabeza a los menos hábiles en este estilo de juego, teniendo que repetir el enemigo de fase durante decenas de veces hasta que damos con la manera de eliminarlo. Para ello no favorece la ausencia de un movimiento de esquiva en Raiden, que veremos como se "come" golpe tras golpe sin poder salir de la zona de impacto. Un movimiento evasivo nos hubiera venido de perlas. Insistimos, estamos ante un autentico rompe mandos y por momentos será capaz de sacar lo peor de nosotros mismos.

Y es que si Raiden es un crack en lo que al combate ofensivo se refiere, no se puede decir lo mismo del defensivo. Nos costará bastante el evitar recibir daño por no contar con el dichoso movimiento de evasión y por no estar demasiado bien implantado el de detener los golpes con nuestra katana. Así que nunca mejor dicho, nuestra mejor defensa será el ataque. 




Tras cada capitulo el juego nos adjudica un rango en función de lo bien que lo hayamos hecho, detalle al que se le suma el tiempo total en terminar el capitulo y varios parámetros mas como el numero de combos, el mayor de ellos y la cantidad de muertes. También tenemos estas estadísticas tras cada enfrentamiento objetivo de misión. Esto, insistimos, bebe de los juegos clásicos japoneses, pero creemos que le resta continuidad. 

Graficamente el juego se muestra bastante correcto. Cuenta con una luminosidad en Alta Definición que lo hace espectacular en multitud de detalles como brillos, explosiones, polvo e infinidad de efectos lumínicos. Por lo que respecta a los mapas,se ven bastante bien en todo lo cercano, pero muy pobres fuera de la zona de juego. Aún así, cumplen sin duda con lo esperado y nos harán disfrutar de lo lindo tanto al que juega como al que lo ve. Por lo que respecta a nuestro personaje este se ve de maravilla con multitud de detalles en su armadura. Igualmente los enemigos están brillantemente detallados y los hay en cantidad y variedad, desde inmensos mechas hasta diminutas bolas con brazos. 

Los vídeos y las escenas cinemáticas entre combates nos recordaran por su espectacularidad a los Metal Gear originales y son un sello caracteristicos de los productos Kojima. En Metal Gear Rising: Revengeance están a la altura de la saga y con bastante metraje, cosa esta que siempre ha estado en la crítica de la saga tanto para lo bueno como para lo malo. En este en particular la duración del juego se ve bastante mermada si le quitamos estos vídeos de la historia, pero por otro lado nos encantan ya que nos meten de lleno en situación. 




Por lo que respecta al audio del juego, este viene con voces en ingles y subtítulos en castellano. La bso es de lo más espectacular con temas metálicos y orquestales muy cañeros que ayudan a convertir los combates en algo épico. 

En cualquier momento de la partida podemos detener el juego pulsando el botón del codec. Desde el codec accedemos a algo que nos traerá muy buenos recuerdos. Los recuerdos de Snake hablando sin parar con Campbell o Meryl en el primer Metal Gear Solid y que podremos revivir esta vez usando a Raiden y a sus aliados como Boris, Kevin o Courtney. Charlando con ellos descubriremos cosas de la historia y nos darán información detallada de las misiones, así como poder guardar partida en cualquier momento. Desde el codec también tendremos acceso a la personalizacion de Raiden y acederemos a las misones RV. 

Las misiones RV pondrá a prueba nuestras habilidades intentando mejorar el tiempo y la puntuación en unas misiones, un total de veinte, con un diseño holográfico. Nos servirán para perfeccionar los movimientos de Raiden y podrán ser un buén pique para intentar superarnos a nosotros mismos.  




En resumidas cuentas. Metal Gear Rising: Revengeance es un buen juego. Diríamos más, un muy buen juego que mantiene el listón muy alto durante toda la aventura con una historia bien contada y con momentos de acción muy épicos y espectaculares. Como buén producto Kojima, tiene vídeos en cantidad y hace gala de momentos de humor que nos sacarán alguna sonrisa. Es de esos juegos que entran por la retina, pero no por sus graficos, si no por las escenas de acción que pone en pantalla. Combatir contra gigantescos mechas mientras nos rodean un montón de cyborg que desmembramos como papel gracias a nuestra katana y todo ello rematado con una música espectacular, es digno de disfrutarse. 

Su dificultad es bastante alta y a más de uno le hará sufrir de lo lindo, pero merece la pena insistir para ir avanzando en una aventura apasionante que se va desgranado mediante unos espectaculares vídeos. 

Cierto que tiene cosas bastante mejorables, como el hecho de no contar con un movimiento evasivo que nos saque de más de un apuro, una defensa de ataque bastante pobre y un planteamiento de misiones de avanzar, limpiar, avanzar, limpiar que no gustará a todo el mundo. Pero por contra cuenta con cosas muy buenas que le convierten para nosotros en un imprescindible para todo aquel que le guste los juegos de acción. La banda sonora suena brutal mientras desmiembras enemigos con tu katana. 

Pero debemos reconocer que por momentos nos imaginabamos a este juego moviendose como una aventura convencional, sin zonas acotadas, y salivábamos tan solo de pensarlo. Hay gran variedad de enemigos distintos y cantidad de situaciones diferentes que le dan variedad al juego. El control de la katana es sublime y nos depara momentos espectaculares dignos de recordar. En definitiva creemos que este Metal Gear Rising : Revengeance está muy lejos del espíritu de Metal Gear y quién lo busque como un regreso a la saga que le enamoró, sufrirá en sus carnes el enfrentarse a un juego muy distinto. Pero como juego de acción brilla y mucho. Aquí prima la acción brutal en contra del sigilo y el planteamiento táctico. Pero esto no le resta que estemos ante un gran juego que nos da entretenimiento puro y duro a cambio de un buen puñado de euros. 





 Nos Gusta:
-El control de la Katana.
-Variedad y cantidad de enemigos.
-Los movimientos finales en los combates contra enemigos grandes son simplemente brutales.
-La música durante los combates es espectacular.
-Los vídeos y cinemática entre misiones son dignos del gran Kojima.


No Nos Gusta:
-Se echan en falta movimientos defensivos como el poder esquivar ataques.
-La voces están en Ingles.
-No contiene ningún modo multjugador, ni siquiera comparar puntuaciones.
-La dinámica de misiones, de cerrarse la zona hasta limpiarla y luego seguir avanzando, no nos gusta demasiado.
-Pierde toda la esencia de Snake y sus Metal Gear


ultimapantalla net

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.