Pages

Hoy se estrena "EL ÚLTIMO DESAFÍO" de Schwarzenegger y os dejamos nuestras impresiones


Hoy la palabra de Arnold Schwarzenegger en Terminator de "Volveré" se hace realidad, pero con un personaje de carne y hueso que bebe mucho del robot futurista, aunque con más años y una artrosis reumática considerable. Regresa Schwarzenegger, y esta vez lo hace bajo el papel de un sheriff que no está para muchos trotes, pero que nos mantuvo entretenidos durante toda la película en el pase de prensa al que asistimos hace unas semanas. 

"EL ÚLTIMO DESAFÍO" supone la vuelta de Arnold Schwarzenegger (Terminator, Desafío Total) como protagonista de una película de acción después de diez años (su último papel protagonista fue en Terminator 3 en 2003). En "EL ÚLTIMO DESAFÍO", Schwarzenegger interpeta a un duro sheriff en la primera película en inglés del director Kim Ji-Woon (El bueno, el malo y el raro, I saw the devil). Encabeza el reparto el español Eduardo Noriega (Abre los ojos) como antagonista, en el papel de un capo del narcotráfico, y lo completa un cartel de lujo formado por: Forest Whitaker (ganador del Óscar por El último rey de Escocia), Jhonny Knoxville (célebre creador de 'Jackass'), Peter Stormare (El Gran Lebowsky), Rodrigo Santoro (300), Harry Dean Stanton (Alien: el octavo pasajero) y Genesis Rodíguez ( 'El séquito').

"EL ÚLTIMO DESAFÍO" no ganará un Oscar al mejor guión, ni a la mejor interpretación de ninguno de sus protagonistas, pero es sin duda lo que esperamos cuando pagamos 9 euros por ir al cine: Diversión. Y es que la película está llena de momentos de acción, pero los acompaña de un humor digno de las mejores comedias y que por momentos se rie incluso de su protagonista. Entre las frases míticas de todo un duro como Arnold, el actor parodia un poco su situación actual como personaje de acción envejecido y caduco, dejandonos momentos desternillantes, unos forzados y otros seguramente no. 




La historia es la siguiente. Atormentado por la culpa tras una operación fallida, el sheriff Ray Owens (Arnold Schwarzenegger) deja su puesto en la división de narcóticos del Departamento de Policía de Los Ángeles para trasladarse a la tranquila localidad fronteriza de Sommerton Junction, donde el crimen no abunda precisamente. Pero esta existencia apacible se ve truncada cuando Gabriel Cortez (Eduardo Noriega), el más destacado capo del narcotráfico del hemisferio oeste, efectúa una espectacular y sanguinaria huida de un convoy penitenciario del FBI. 

Cortez, respaldado por una banda de forajidos cuyo jefe es un frío mercenario llamado Burrell (Peter Stormare), emprende una endiablada carrera hacia la frontera mexicana a 400 km/h en un Corvette ZR1 modificado llevando consigo a una rehén. La ruta de huida pasa justo a través de Summerton Junction, donde un nutrido dispositivo policial, que incluye al agente John Bannister (Forest Whitaker), tiene una última oportunidad de interceptar al violento fugitivo antes de que se escabulla para siempre al otro lado de la frontera. 




A pesar de su renuencia inicial a implicarse, y de la supuesta ineptitud del modesto efectivo policial de Sommerton Junction, Owens decide finalmente tomar cartas en el asunto y, con la ayuda de su equipo, prepararse para un desafío de proporciones épicas. 

La cinta se hace muy entretenida y la acción no decae en ningún momento, con unas escenas al comienzo bastante memorables. Respecto a los actores, debemos resaltar a dos en particular, aunque uno por lo bueno y otro por lo malo. 

Por lo bueno está el papel de Jhonny Knoxville, creador de Jackass, que interpreta a un chiflado que acaparará casi todas las sonrisas de la película. Y casi podemos asegurar que las escenas de acción las rodó el mismo, con lo que le gusta ese tipo de cosas.




Por contra tenemos el papel de Eduardo Noriega, que en nuestra humilde opinión, no está a la altura del papel que representa. No por mal actor, que no lo es, si no por que parece más un papel para Jordi Mollá, por su aspecto más rudo y agresivo. Noriega nos dio la sensación de ser un niño bueno metido en un papel de hombre malo, y nos "cantaba" un poco. 

Por lo demás, película normalita que no se llevará las mejores notas de la crítica especializada (que nosotros no lo somos), pero que gustará y entretendrá a aquellos que buscan diversión tras pagar lo que cuesta una entrada de cine (que nosotros si lo somos).




ultimapantalla net

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.