Pages

La música de Fallout

La música es un elemento fundamental en la saga de Fallout, y con razón. La música es un medio de expresión capaz de definir la atmósfera de una experiencia y capturar la esencia de una época. En definitiva, la música es un mensaje dirigido al jugador, que le recuerda el momento y el lugar en que está.

Esto es especialmente importante al deambular por el yermo, ya que la experiencia de Fallout 4 está dominada por la nostalgia, tanto por las anteriores entregas de Fallout como por el mundo que ha quedado atrás. Del mismo modo que nos maravillamos al ver un coche antiguo o un ordenador muy grande y nos preguntamos cómo sería el pasado, la música adecuada puede suscitar todo tipo de sensaciones. A veces puede evocar una nostalgia feliz, pero al sonar de fondo en un yermo posapocalíptico, es más probable que despierte cierta melancolía. En otros momentos sonará una canción triste sobre un antiguo amor, que puede recordar a los jugadores todo lo que han perdido (y quizá todo lo que pueden ganar si siguen adelante). Y habrá ocasiones en las que sonará una animada canción pop de época, perfecta para esos instantes en los que, como dice el vídeo de abajo, uno está "listo para cargarse algo".

Por todo esto, en Fallout 4 hemos aumentando la cantidad y variedad de la música al ofrecer el triple de temas que en Fallout 3. Las canciones, cuidadosamente escogidas, se han convertido en un elemento esencial de la identidad de la serie, y las de Fallout 4 ofrecen una experiencia auditiva aún más intensa como acompañamiento al juego más ambicioso de Bethesda Game Studios hasta la fecha.

En cuanto al contenido de esta mezcla amplia y ecléctica, el director de audio Mark Lampert cree que las canciones pueden dividirse en tres bloques. Uno de esos bloques es música fácil de reconocer, ya que incluye temas como los grandes éxitos de Bing Crosby. "Casi teníamos demasiado Bing Crosby al principio", bromea Lampert. "Podríamos haber llenado toda la lista con temas de Bing Crosby si hubiéramos querido". Otro bloque lo componen temas poco conocidos de artistas famosos, por ejemplo, "Orange Colored Sky" de Nat King Cole. El último es el más divertido, e incluye temas desconocidos de grupos olvidados con letras ridículas y un sonido muy particular. "Me encantaría saber si alguien relacionado con estos grupos escuchará esta música", dice Lampert. "A saber cuándo fue la última vez que sonó en la radio".

Puedes escuchar algunos de los temas incluidos en la BSO de Fallout4 aquí

Definir la atmósfera

A la hora de seleccionar las canciones, tanto Lampert como el director del juego Todd Howard tenían una idea muy clara de lo que querían. Para empezar, Howard sabía que necesitaban una canción de The Ink Spots. Después de todo, el grupo forma parte de la serie desde que se usó "Maybe" como tema inicial del primer Fallout. "Sabía que quería empezar el tráiler con esa melodía de The Ink Spots", dice Howard. "Forma parte del ambiente de Fallout".

Por eso, "It's All Over But the Crying" fue la primera canción que Howard escogió para el juego. También escogió esta música para el tráiler de presentación, ya que resulta perfecta para definir la atmósfera de Fallout, y a la vez evoca una sensación de nostalgia por el pasado y por los juegos anteriores de la saga. Pero lo más importante para Howard no era solo la conocida melodía: esta canción también encajaba con el ambiente más esperanzador de Fallout 4. "Es muy triste", explica Howard, "pero también es una canción única en el repertorio de The Ink Spots porque su segunda mitad es muy animada. Parece decir: 'Bueno, es el fin. ¡Vámonos!'. Tiene un final muy divertido. Es casi bailable".

Con respecto al resto de la lista, Howard y Lampert se asociaron con Chris Parker, cofundador de la agencia de licencias musicales Brandracket, para que les ayudara con la selección de canciones. "Queríamos incluir más temas de la primera época del rock and roll", explica Lampert. "Chris encontró una veta de música que nunca había escuchado antes. Era mucho menos conocida. Encontró a un montón de artistas que habían compuesto canciones sobre el uranio o sobre la radiactividad, específicamente. 'Atom Bomb Baby' es un buen ejemplo".

Como explica Lampert, las letras de estas canciones hacen gala de una cierta ingenuidad, como si las hubieran escrito niños que juegan con cosas que no entienden. Cuando estas canciones se oyeron por primera vez, la sociedad se había dejado llevar por un optimismo utópico que contrastaba dramáticamente con lo apocalíptico de sus armas atómicas, capaces de destruir el mundo. "Es como si les pareciera gracioso", comenta Lampert. Y se nota en las letras de la música pop de la época.

Música apropiada

Para Lampert, la música de Fallout 4 tiene la inquietante virtud de adaptarse a lo que se esté haciendo en el juego, sea lo que sea. "Había momentos en los que me estaba preparando para una gran batalla y de repente sonaba la 'Cabalgata de las Valquirias'", explicaba. "Y luego hay canciones mucho más pausadas y apacibles que parecen encajar con la ambientación durante la noche, cuando no estás haciendo nada concreto". Aunque los jugadores no escuchen la canción adecuada en el momento adecuado, pueden escoger dentro de una gran variedad según su estado de ánimo, y saltar de la emisora de Diamond City Radio a la de música clásica, o dejar que sea la banda sonora original del juego la que ponga la ambientación.

"Cuando me canso de un tipo de música, cambio a la emisora clásica y viceversa", dice Lampert. "Hay un montón de música al alcance de la mano en cualquier momento".

Magnolia

Fallout 4 también incorpora algo totalmente nuevo: canciones originales creadas en exclusiva para el juego, escritas e interpretadas por una superestrella muy "heroica". Esto plantea la siguiente cuestión: ¿cómo encaja la música original en un mundo ficticio en el que la música autorizada es casi el único vínculo con la realidad?

Para empezar, no debemos olvidar que la cronología de Fallout se aparta de la realidad en algún momento posterior a la Segunda Guerra Mundial. También cabe destacar que algunas canciones se sitúan antes y otras después de esta divergencia. "Hemos optado por una cronología deliberadamente vaga", explica Lampert. "Cuando la letra encajaba y nos gustaba la canción, aunque fuera de unos años después o antes de ese periodo, se imponía lo que nos parecía divertido".

Después está Lynda Carter, que interpretó uno de los papeles más emblemáticos de la televisión y ha actuado para famosos y dignatarios junto a su aclamado grupo. Ahora puede apuntarse otro tanto gracias a su papel estelar en Fallout 4: una interpretación que Carter describe como uno de los puntos álgidos de su ilustre carrera.

"Hace tiempo que tenemos una buena relación con Lynda", explica Howard. "Ha puesto voces en la mayoría de nuestros juegos. Mucha gente no sabe que también es una gran cantante. Tiene un grupo que ha ganado premios Grammy y hace giras. Por eso pensamos en ella en un principio. Cuando empezamos el juego, me pregunté si Lynda querría colaborar con música original. Porque la música no para".

Howard quería explorar la posibilidad de incluir canciones de alguien del dentro de este mundo que compusiera e interpretara música que encajara con el sonido en general, pero que también resultara de actualidad en Fallout 4. "A Lynda le pareció buena idea", explica Howard. "Estaba muy emocionada, y quedó fenomenal".

Carter interpreta a Magnolia, una cantante de la ciudad de Goodneighbor (que también es el nombre de una de sus canciones, pero hablaremos de eso más adelante). "En muchos aspectos, resulta un respiro para los viajeros del juego", comenta Carter sobre su personaje. "A la gente le encanta escucharla cantar". Pero no creáis que Magnolia solo aparece para deleitar a los jugadores que están de paso. Su bar es un lugar donde se reúnen los poderosos y se acuerdan cosas importantes. "Ella sabe quiénes son los peces gordos", explica Carter. "Sabe juzgar muy bien el carácter de la gente y es muy, muy lista. Y hace lo que hace porque le encanta, así que también es un lugar seguro para ella".

Lo mejor para los fans de Carter es que no solo interpreta un papel en el juego, sino que su música también está disponible para que los trotamundos disfruten de ella durante el viaje. Sus cinco canciones originales se emiten en la emisora de Diamond City Radio, que también cuenta con un DJ estrafalario y encantador que hace toda clase de comentarios según las situaciones entre canción y canción.

Buenos vecinos

Con respecto a la colaboración en sí, Carter se lo pasó en grande trabajando con Howard, Lampert y el resto del equipo de Bethesda Game Studios. "Todd creía en mí porque había escuchado algunas de las cosas que había compuesto antes", explica Carter. "Además, trabajo con un compositor que tiene un Grammy, y con uno de los guitarristas más geniales de Nashville". Aun así, para Carter fue una grata sorpresa que a Howard le gustaran todos los conceptos que compartió con él en un primer momento.

"Todd me dijo: 'Dame muestras de varias cosas y después hablamos'", explica Carter. Así que ella le proporcionó diversas posibilidades, que iban desde una alegre melodía al estilo de The Andrew Sisters hasta una canción sugerente y sensual llena de dobles sentidos. "Intenté darle un toque diferente a cada canción, porque realmente no existe ningún género, solo la forma de cantar de Magnolia. Ella es un 'género' en sí misma y su personalidad se refleja en cada canción. Al principio solo intentaba orientarme, pero a él le gustaron todos los estilos. ¡No me lo esperaba!".

Para Lampert, la experiencia fue parecida. "Las canciones cobraron forma mucho más rápido de lo que esperaba", comenta. "Todo empezó con conversaciones por correo electrónico entre ella y algunos miembros de su grupo. Les pasamos algunos temas del juego y ejemplos de la música que sonaría en la radio para darles una idea del periodo y la instrumentación. Creo que pensaron que les resultaría más difícil dar en el blanco, pero lo hicieron estupendamente desde el principio".

La mayoría de las canciones podrían encajar fácilmente en la ambientación del juego, o formar parte del espectáculo actual de Lynda Carter. De hecho, Carter tiene la intención de incluir estos temas en su repertorio habitual y puede que en un álbum en el futuro, ya que casi todas estas canciones podrían existir en el mundo real igual que en el yermo de Fallout 4. "Ese era uno de nuestros objetivos", explica Howard. "Que nadie notara la diferencia si Lynda toca una de las canciones en uno de sus conciertos". La única excepción, quizá sea "Good Neighbor". Las demás canciones hacen referencias veladas al yermo o incluyen letras como la de "Atom Bomb Baby", propias de la época del juego, pero esa canción es la que más se aleja de su estilo.

"Mark y yo nos lanzábamos ideas y pensamos en hacer una canción que fuera incluso más acorde con la época del juego", explica Howard. "Porque Goodneighbor es la ciudad en la que ella canta y en la que se encuentra el bar en el juego. Así que le pregunté a Lynda si se animaba a hacer algo con un aire más atrevido".

Aun así, incluso "Good Neighbor" (que podéis escuchar ahora mismo), parece una canción del mundo real, a pesar de sus referencias a las chapas, los mutantes y demás. Para Howard y Lampert, lo importante es dar con un cierto tono, crear una atmósfera y dar a los jugadores una música que encaje perfectamente tanto en el yermo de Fallout 4 como entre las otras canciones autorizadas.

Por su parte, Carter tiene la esperanza de que a vosotros os gusten tanto sus canciones como a ella le ha gustado componerlas. "Ha sido sin duda una tarea hecha con amor", explica. "Me siento muy honrada y emocionada por la confianza que Todd y su equipo han puesto en mí, y agradezco muchísimo la oportunidad. Creo que haber formado parte del equipo creativo ha sido uno de los puntos álgidos de mi carrera".

Para saber más sobre la música de Fallout 4, visitad:

Fallout 4 – Detrás de la música con Inon Zur

ultimapantalla net

ultimapantalla / videojuegos / tecnologia / ocio / cine / ilustración / animación / desde 2006.

Publicar un comentario